¿Por qué se suele incluir urea en las crema para manos?, ¿Es realmente un activo cosmético útil como hidratante?, ¿Cómo formular una crema de urea para manos?

En este artículo se estudia la función que tiene la urea en las cremas para el cuidado de las manos, concentraciones más utilizadas, forma de incorporación, así como algunas formulaciones a título de ejemplo.

Urea: mecanismo de acción en cremas hidratantes

La urea, también conocida como carbamida, tiene una característica fundamental de tipo físico químico: es altamente higroscópica. ¿Qué quiere decir esto? Que tiene capacidad para atraer el agua o retenerla. Si aplicamos una emulsión de urea sobre la piel, el estrato córneo epidérmico (capa más externa de la piel) se hidrata casi de forma instantánea, e incluso dicha hidratación es duradera en el tiempo. El agua que digamos “atrapa” la urea al ser aplicada en forma de emulsión, puede provenir de la propia emulsión aplicada, de las capas más internas de la piel (dermis) e incluso de la humedad ambiental. Ojo, si la humedad ambiental es muy baja (climas muy secos), la urea, según su mecanismo higroscópico, podría ceder el agua captada al medio de forma rápida para alcanzar el equilibrio. Este inconveniente se podría subsanar empleando aceites oclusivos que impidan la evaporación del agua de la piel.

Concentraciones más utilizadas de urea en cremas de manos

La urea se emplea como hidratante captador de agua (también se conoce a esta acción como humectante) en concentraciones del 1-15 %. Concentraciones superiores tienden ya a ser queratolíticas (desintegración de las células de queratina del estrato córneo). La acción humectante de la urea queda perfectamente indicada en la base de datos de productos cosméticos de la Comisión Europea (http://ec.europa.eu/growth/sectors/cosmetics/cosing_en).
Concretamente para la formulación de cremas de manos se suelen emplear concentraciones del 5 al 10 %. Concentraciones menores se emplean más en cremas faciales.

Asociaciones de urea con otros activos cosméticos hidratantes 

Quizás no baste con emplear sólo la urea a la hora de formular cremas de manos con cierta actividad hidratante. Es necesario añadir otros activos cosméticos coadyuvantes del grado de hidratación. Destacamos:
  • Polioles (glicerina, propilenglicol, sorbitol, polietilenglicoles). Tienen un gran carácter humectante. Actualmente se emplean el sorbitol o la glicerina al 5-10 %. El propilenglicol cada vez se utiliza menos dada su posible acción irritante en pieles sensibles o fácilmente irritables.
  • Pantenol, Factor natural hidratante (FHN), ácido glicólico, sodio hialuronato, extracto de aloe, etc.
  • La inclusión de aceites oclusivos como ya se ha indicado, refuerza el poder hidratante por evitar la evaporación del agua. Muy empleados para este fin son las vaselinas, escualeno, isopropilo miristato, etc.
  • También es fundamental el aporte de ácidos grasos y la hidratación que dan los aceites vegetales: aceites de rosa mosqueta, oliva, argán, onagra, jojoba, aguacate, etc.

Formas cosméticas empleadas en cremas de manos con urea 

La forma mejor aceptada por parte de los consumidores son las emulsiones de fase externa acuosa (o/w). Las de fase externa oleosa (w/o) sólo serán aceptadas en manos francamente deshidratadas y agrietadas. Y digo “aceptadas” debido a su alta grasitud, que va a favorecer la hidratación oclusiva. Las pomadas ya pasaron a la historia y nunca tendrán una buena aceptación cosmética, ya que no se absorben como las emulsiones.

Incorporación de la urea en emulsiones 

La actividad de la urea es máxima cuando se incorpora a las emulsiones en forma de solución acuosa. La incorporación en forma pulverulenta (reducida a polvo fino) no es muy aconsejable, ya que además de ser patentes los pequeños cristalitos de urea, la acción hidratante disminuirá.
La urea deberá disolverse en la fase acuosa de la emulsión y antes del proceso de emulsificación. Si se emplean bases emulsivas ya preparadas (cada vez más habitual en cosmética de oficina de farmacia y en pequeños laboratorios cosméticos), la urea en este caso se disolverá en una pequeña cantidad de agua (1 g de urea se disuelve en 1 g de agua a unos 50º C). La solución de urea se añadirá en pequeñas porciones sobre la emulsión agitando hasta homogeneidad.

Crema hidratante para manos muy secas

  • Urea, 10 %
  • Glicerina, 10 %
  • Pantenol, 3 %
  • Alcohol cetílico, 2,4 g
  • Lanolina anhidra, 6 g
  • Vaselina filante, 51 g
  • Phenonip XB (conservante), 0,6 %
  • Agua purificada csp, 100 g
  1. Disolver la urea en la solución formada entre la glicerina y el agua purificada.
  1. Fundir en un baño de agua la vaselina filante, la lanolina anhidra y el alcohol cetílico (fase oleosa) a 70-75º C de temperatura. Por otro lado, calentar en un baño la solución anterior a la misma temperatura (fase acuosa).
  1. Fundida la fase oleosa, sacar ambas fases del baño y añadir la acuosa sobre la oleosa en pequeñas porciones batiendo hasta temperatura ambiente. Se formará la emulsión.
  1. Añadir el pantenol (termolábil) y el Phenonip XB batiendo hasta homogeneidad. Si se desea se puede añadir un 0,1-0,2 % de perfume.
Se trata de una emulsión de fase externa oleosa (w/o) con alta oclusividad. La alta cantidad de vaselina que contiene le confiere alta hidratación por oclusión y emoliencia. A la urea se le asocian dos humectantes: glicerina y pantenol. A priori puede ser un poco grasienta pero muy eficaz en manos francamente deshidratadas.

Crema hidratante y nutritiva para manos

  • Cera Lanette SX, 15 %
  • Aceite de rosa mosqueta, 10 %
  • Manteca de karite, 5 %
  • Urea, 10 %
  • FHN (Factor hidratante natural), 5 %
  • Glicerina, 5 %
  • Phenonip XB, 0,6 %
  • Agua purificada csp, 100 g
  1. Disolver la urea y la glicerina en el agua purificada.
  1. Fundir en un baño de agua la cera Lanette SX (mezcla de alcoholes grasos sulfatados con actividad tensioactiva) y la manteca de karite a 70-75º C (fase oleosa). Por otro lado, calentar en un baño la solución anterior a la misma temperatura (fase acuosa).
  1. Fundida la fase oleosa, sacar ambas fases del baño y añadir la acuosa sobre la oleosa en pequeñas porciones batiendo hasta temperatura ambiente. Se formará la emulsión.
  1. Añadir el aceite de rosa mosqueta, el FHN y el Phenonip XB (conservante) agitando hasta homogeneidad. Si se desea se puede añadir un 0,1-0,2 % de perfume.
En este caso estamos ante una emulsión de fase externa acuosa (o/w) evanescente. El aceite de rosa mosqueta aporta ácidos grasos esenciales (función nutritiva), la manteca de karite tiene acción emoliente. La urea, el FHN y la glicerina actúan hidratando por captación de agua. 

Conclusiones 

  • La urea es un activo cosmético verdaderamente eficaz como hidratante por su efecto higroscópico.
  • Las concentraciones más habituales de urea se sitúan entre el 5 y el 10 % como hidratante en cremas para manos.
  • La asociación de urea con otros activos hidratantes es frecuente para complementar su acción.
  • La urea se suele formular en emulsiones tanto de fase externa oleosa como acuosa dependiendo del grado de hidratación deseado.
  • La urea en las emulsiones se incorpora en forma de solución acuosa para lograr su máxima acción hidratante.
Suscríbete a este blog para recibir novedades y descarga totalmente gratis el Formulario Podológico del Dr. Alía

5 respuestas en “¿Por qué se suele incluir urea en las crema para manos?, ¿Es realmente un activo cosmético útil como hidratante?, ¿Cómo formular una crema de urea para manos?

  1. María

    Buenas tardes,
    Me gustaría saber si en la fórmula que emplea la cera Lanette SX, ésta se podría sustituir por Neo PCL o/w, y en ese caso a que porcentaje tendría que usarlo.
    Muchas gracias

    1. Dr. Alía Autor de la entrada

      Buenas noches,

      Sí, podría emplear el Neopcl o/w al 25 % teniendo en cuenta que esta base incorpora de forma estable hasta un 10 % de aceites o grasas.

      Atentamente,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *